Emeute à Neuquèn – 18 octobre 2010

Siete horas apedreando la Comisaría de Confluencia

noticiasonline.org

18 10 2010

Un hecho mínimo, por una botella de cerveza, desencadenó después un ataque contra la sede policial. Hubo siete policías heridos, según se informó. Esa Comisaría ya pasó por una verdadera guerra hace dos años.

Un grupo de la comunidad boliviana que estaba en plena celebración, y otro grupo de chicos que se hacen llamar “Los muchachos del puente”, se enfrentaron el domingo a la noche en el barrio Confluencia, pero después terminaron unidos para apedrear durante horas la Comisaría 19. Siete policías recibieron heridas, y varios automóviles –incluidos particulares de los policías que allí trabajan- dañados, por la intensa pedrea.

No es la primera vez que sucede, pero lo del barrio Confluencia ya supera lo alarmante, para entrar directamente en lo muy preocupante. El hecho que provocó el último escarceo fue mínimo, según le contó el subcomisario Román Gómez este lunes al periodista Francisco Casado, de LU5: el arrebato de una botella de cerveza.

La botella en cuestión la traía hacia la fiesta boliviana una mujer de esta comunidad, cada vez más numerosa en el Alto Valle, cuando fue interceptada y maltratada por los “muchachos del puente”, una especie de patota que lleva ese nombre porque su lugar de reunión es el puente de las calles Paimún y Tres Arroyos.

Según se informó, la policía actuó en ese incidente mínimo, tan cotidiano que no hubo siquiera demorados. Pero la sola presencia policial parece que enerva a sectores del barrio donde hace solo un par de años (también en mediados de octubre, pero de 2008) hubo violentos enfrentamientos como consecuencia de una usurpación de tierras.

Fue así que los dos bandos que inicialmente se habían enfrentado, se unieron para atacar la Comisaría 19, que es a esta altura un emblema del enemigo, más que un lugar destinado a prevenir y combatir el delito. Desde las 22:30 hasta pasadas las 5 de la madrugada, los alegres “combatientes” se dedicaron a apedrear sin pausa al edificio policial.

“Siete policías resultaron heridos, y varios automóviles dañados”, refirió el subcomisario Gómez. CON INFORMACION DE DIARIAMENTENEUQUEN.COM

Otra madrugada de piedras y gases lacrimógenos en Confluencia

lmneuquen.com.ar

19.10.2010

Siete policías heridos, dos móviles dañados y destrozos en la Comisaría 19 fue el saldo que arrojó para la Policía un enfrentamiento con jóvenes y vecinos de ese barrio la noche del domingo.

Ayer por la noche, nuevos disturbios volvían a desatarse en inmediaciones de la unidad policial.

Neuquén > Siete policías heridos, uno de ellos de gravedad, dos móviles seriamente dañados y varias roturas en el edificio de la Comisaría 19 fue el saldo que arrojó para la Policía un enfrentamiento que mantuvo con un grupo de vecinos hasta la madrugada de ayer. Debido a la gran cantidad de personas que participaron, los efectivos no pudieron identificarlos, por lo que hasta ayer no había detenidos. Al cierre de esta edición, los disturbios volvían a desencadenarse en las inmediaciones de la unidad policial igual que el temor entre vecinos de la zona.

Según fuentes policiales, la refriega de la noche del domingo comenzó cuando una mujer que había comprado en una despensa una cerveza fue agredida por dos jóvenes. Luego de insultarla quisieron arrebatarle la botella, pero la víctima se resistió y pudo llegar hasta su casa, donde festejaba el Día de la Madre junto a sus familiares.

Sin embargo, a los pocos minutos, los jóvenes comenzaron a apedrear la casa de la familia. Un llamado telefónico alertó a los policías de lo que estaba ocurriendo, por lo que de manera inmediata llegó un móvil de la Comisaría 19 al lugar. El hecho ocurrió en las calles Tres Arroyos y Paimún, alrededor de las 22.30 del domingo.

Cuando la  Policía llegó hasta el domicilio, las personas que se encontraban allí se plegaron contra los efectivos arrojándoles piedras y cualquier otro elemento contundente que tenían a su alcance.

También pudo verse gases lacrimógenos y balas de goma.

Los voceros informaron que en un principio el grupo rondaba las 40 personas, pero que a medida que pasaban las horas el número fue casi dulplicado. El enfrentamiento, indicaron, se extendió hasta las 5 de la madrugada cuando los policías lograron controlar la situación.

De todas formas, se indicó que no hubo detenidos ya que debido a la gran cantidad de personas que participaron, sumado a la falta de iluminación en el lugar,  no se pudo identificar a los agresores.

« Como las personas rompieron los focos del alumbrado eléctrico no pudimos individualizar a quienes participaron y es por esa razón que no hay detenidos », aseguró una alta fuente policial.

Resultado de la disputa, siete policías fueron trasladados al hospital Castro Rendón y luego derivados al policlínico Neuquén, donde uno de ellos permanece internado.

Según trascendió, tiene comprometida la visión del ojo derecho, tras haber recibo el impacto de una piedra. Por diferentes motivos y en innumerables ocasiones, el barrio Confluencia es escenario de episodios recurrentes de violencia similares al enfrentamiento que mantuvieron vecinos de la zona y la Policía hasta la madrugada de ayer. Estas situaciones, además, suelen tener como común denominador el mismo final, cuando los efectivos intentan intervenir en el conflicto: los bandos se repliegan y arrojan piedras, además de violentar el edificio de la comisaría.

Sin ir más lejos, la violencia volvía a instalarse anoche en cercanías de la Comisaría 19. Jóvenes arrojaban piedras y otros elementos contundentes, mientras la Policía respondía con balas de goma y esperaba refuerzos de la Metropolitana.

« Estamos encerrados y en una situación muy difícil, entre las piedras y las balas de goma, entre los delincuentes y la Policía »,  sostuvo un vecino, también víctima de los destrozos en su hogar. « Parece que son los mismos de ayer », indicó otra fuente policial, mientras se esperaban los refuerzos.  Al cierre de esta edición se afirmó que no había detenidos.

Otra vez a los piedrazos contra la comisaría de Confluencia

rionegro.com.ar

19/10/2010

Los enfrentamientos duraron siete horas, hubo lesionados y muchos vidrios rotos.

NEUQUÉN (AN).- Por una cerveza se produjo un enfrentamiento en el barrio Confluencia y al intervenir la policía los grupos hicieron causa común y terminaron rompiendo los patrulleros y apedreando la comisaría. Intervino el grupo especial Policía Metropolitana y los enfrentamientos se extendieron durante siete horas. No hubo demorados.

Los incidentes se iniciaron alrededor de las 22 del domingo cuando un mujer que iba con una cerveza camino a una vivienda donde residentes bolivianos festejaban el día de la madre fue abordada por un grupo denominado « los muchachos del puente » y le robaron la bebida.

La sustracción derivó en un enfrentamiento entre los parientes de la mujer con los presuntos ladrones. Un llamado advirtió a la policía que una casa estaba siendo apedreada y de inmediato se derivó un patrullero. Ni bien llegó, los grupos antagónicos cerraron causa y comenzaron a agredir a los uniformados que se replegaron hasta la comisaría 19.

A los pocos minutos unas 40 personas acudieron hasta la dependencia policial e iniciaron un ataque con piedras « pero también escuchamos detonaciones de armas de fuego », dijo el subcomisario Juan Ramón Gómez.

Personal de las comisarías Segunda, 41 y Metropolitana acudieron en apoyo a la dependencia del barrio Confluencia. Durante siete horas se repitió la misma escena: la policía avanzaba con balas de goma tratando de disuadir a los manifestantes y se replegaba cuando estos comenzaban a arrojar piedras.

El enfrentamiento concluyó pasadas las 5 de la madrugada de ayer dejando un saldo de dos patrulleros dañados y cinco vehículos secuestrados que estaban en el predio de la comisaría con sus vidrios rotos. Además hubo siete efectivos lesionados de los cuales uno quedó hospitalizado en el Policlínico de Neuquén producto de un piedrazo en uno de sus ojos.

Informations

Neuquén est une ville d’Argentine et la capitale de la province de Neuquén. C’est la localité la plus importante de la Patagonie. Elle est située à l’est de la province, dans le département de Confluencia, dont elle est aussi le chef-lieu. La ville occupe une frange de territoire immédiatement antérieure au confluent du Río Neuquén et du Río Limay, qui sont les deux branches-mères du Río Negro. Elle forme une agglomération urbaine unique avec les localités de Plottier (province de Neuquén) et de Cipolletti (province de Río Negro), dénommée Neuquén – Plottier – Cipolletti. Confluencia est aussi le nom d’un quartier de la ville

~ par Alain Bertho sur 19 octobre 2010.

Répondre

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l'aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

 
%d blogueurs aiment cette page :