Emeute à Santiago – 11 septembre 2010

Violencia marca conmemoración del 11

mercuriovalpo.cl

12 09 2010

Tras disturbios, protagonizados por encapuchados que quemaron bandera chilena y atacaron móviles de prensa, hubo 20 detenidos. Presidente pidió poner fin a divisiones del pasado…Comente esta noticia

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, aseguró ayer que el golpe de Estado de 1973, hace ya 37 años, “fue más bien el desenlace previsible, aunque definitivamente evitable, de una democracia que venía enferma”.

“Se quebró nuestra democracia”, aseveró el Mandatario durante una visita a Antofagasta, agregando que en ese tiempo la sociedad estaba “enferma de odiosidad, de polarización extrema, de falta de diálogo. Daba la impresión que gobierno y oposición de la época se habían propuesto destruirse mutuamente y lo lograron”, aseguró el gobernante.

“De paso destruyeron nuestra democracia, nuestra amistad cívica, nuestra sana convivencia y muchas cosas más”, añadió Piñera.

El Presidente pidió acabar con las divisiones del pasado, cuando el país se polarizó tras el golpe de Estado.

“Tres de cada cuatro chilenos que hoy día viven en nuestro país eran menores de edad o ni siquiera habían nacido el 11 de septiembre de 1973 y, por tanto, no podemos quedarnos atrapados en las mismas querellas y visiones y odios del pasado, eso no es la tarea de nuestra generación: la generación del Bicentenario”, aseveró el gobernante.

VIOLENCIA

Durante la jornada se registraron hechos de violencia tras una marcha pacífica y un acto al interior del Cementerio General, donde se encuentra el memorial de los detenidos desaparecidos, que si bien distaron de los ocurridos en años anteriores, dejaron 20 detenidos, además de la quema de una bandera chilena y un violento ataque a la prensa.

A tres de ellos se les encontraron elementos químicos para la fabricación de explosivos. El resto fue detenido por desórdenes y daños a la propiedad pública.

Encapuchados, provistos de piedras y objetos contundentes, destrozaron algunos semáforos, señalética de tránsito y las instalaciones de una bomba de bencina.

Los individuos atacaron también con piedras a los móviles de prensa apostados a la salida del Cementerio Católico, por calle Arzobispo Valdivieso, momento durante el cual no se vio la presencia de Carabineros, que se encontraba al interior del Cementerio General, a la espera de la finalización del acto.

La Moneda, a través del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, calificó estos hechos como “cobardes”.

“Queremos condenar enfáticamente esta situación”, subrayó el personero de Estado, agregando que este acto es más grave todavía porque los agredidos fueron profesionales que cumplían una labor comunicativa.

Indicó que tal como ha ocurrido en casos anteriores, el Gobierno iniciará acciones legales contra los individuos que resulten responsables, además de seguir los juicios respectivos.

descarta reacción tardía

El coronel de Carabineros Víctor Arroyo, prefecto zona norte de la Región Metropolitana, descartó que existiera tardanza en el actuar policial tal como lo denunciaron testigos y las floristas. Dijo que se hizo un trabajo de contención.

“No hubo ninguna tardanza de la acción de Carabineros”, apuntó.

La marcha denominada “Por los Derechos Humanos” se inició sin problemas en la Alameda, escoltada por la policía. Sin embargo, al llegar al Cementerio General, donde se programó el cierre de las actividades, irrumpieron los encapuchados.

Más temprano, el coronel de Carabineros Mauricio Toro, jefe de la Perfectura Sur de la Región Metropolitana, informó de un herido de bala y cuatro detenidos durante incidentes menores en la madrugada del sábado, en el inicio de esta conmemoración.

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teiller, quien encabezó la marcha justificó la ausencia de sus parlamentarios en el acto, expresando que “están en el sur”.

Chile lembra 37 anos do golpe em meio a distúrbios

AFP

11 09 2010

SANTIAGO — O Chile lembrou neste sábado os 37 anos do golpe de Estado no qual o general Augusto Pinochet derrubou o socialista Salvador Allende, fato que o presidente Sebastián Piñera descreveu como um « desenlace previsível, apesar de evitável, em uma democracia que estava doente ».

A data ocorre pela primeira vez durante um governo de direita, e foi marcada por uma passeata pacífica de 3 mil pessoas que foi levemente perturbada por cerca de 50 ativistas violentos.

« Nossa democracia se quebrara, mas não foi uma morte súbita nem intempestiva. Foi certamente um desfecho previsível, embora evitável, de uma democracia que estava doente », disse Piñera, que participa de uma cerimônia em memória das vítimas do golpe de 1973 no norte do país.

A sociedade estava « doente de ódio, de polarização extrema, de falta de diálogo. Dava a impressão de que governo e oposição na época haviam decidido destruir-se mutuamente e por fim conseguiram », estimou o presidente.

« Destruíram nossa democracia, nossa amizade cívica, nossa sã convivência e muitas coisas mais », completou.

O presidente pediu o fim das divisões do passado, quando o país polarizou-se depois do golpe de Estado.

« Três de cada quatro chilenos que hoje vivem em nosso país eram menores de idade ou nem sequer tinham nascido em 11 de setembro de 1973 e, por isso, não podemos nos ver presos em brigas e ódios do passado, isso não é tarefa de nossa geração: a geração do Bicentenário », declarou o governante.

Piñera referia-se à comemoração dos 200 anos da Independência do Chile, em 18 de setembro.

Durante o dia foram registrados alguns atos de violência em uma passeata pacífica, deixando ao menos 21 pessoas presas por violar a ordem e destruir propriedade pública, além da queima de uma bandeira chilena.

Segundo emissoras de televisão locais, em torno de 50 encapuzados, armados com pedras e objetos pontudos, destruíram semáforos, sinais de trânsito, postos de gasolina e veículos da imprensa. Também houve confrontos com a polícia.

As emissoras locais divulgaram imagens de homens com o rosto coberto queimando a bandeira chilena.

A passeata denominada « Pelos Direitos Humanos », com em torno de 3 mil pessoas, segundo informou a polícia à AFP, foi iniciada sem problemas no centro de Santiago e percorreu a Avenida Bernardo O’Higgins – principal via da capital – escoltada por policiais.

No entanto, no final da passeata, no cemitério geral, os encapuzados chegaram. Mais cedo, o coronel da polícia, Maurício Toro, informou um ferido a bala e quatro presos durante incidentes menores na madrugada de sábado.

Em 11 de setembro de 1973, o general Augusto Pinochet encabeçou o golpe de Estado que derrubou o então presidente socialista Salvador Allende. Após a tomada do Palácio de La Moneda pelas tropas chilenas, Allende cometeu suicídio dentro de seu gabinete.

Violentos disturbios se registraron en Chile

Lagaceta.com.ar

Domingo 12 de Septiembre de 2010 | La asonada pinochetista fue producto de « una democracia que venía enferma », dijo Piñera.

SANTIAGO.- Son diversos actos que terminaron en fuertes disturbios, cientos de chilenos recordaron ayer los 37 años del golpe militar contra el mandatario socialista Salvador Allende (1970-1973).

La jornada prometía ser problemática por ser la primera conmemoración del golpe de Estado que lideró Augusto Pinochet bajo un gobierno de derecha elegido democráticamente. De hecho, durante la madrugada ya había tres detenidos y un herido de bala en incidentes registrados en las comunas periféricas de la capital. La promesa del presidente Sebastián Piñera de mantener orden en las calles bajo su mandato, provocó que la Policía interviniera para evitar mayores desmanes.

Posteriormente, una reunión masiva y pacífica que había llegado al cementerio para depositar flores en el memorial a los Detenidos Desaparecidos terminó abruptamente por la irrupción de unos 50 encapuchados que agredieron a los medios de comunicación, apedrearon vehículos y encendieron barricadas, por lo que la Policía actuó con carros lanzaagua y lanzagases. El incidente arrojó un número indeterminado de detenidos.

En tanto, en el acto oficial de homenaje a Allende, diversos políticos de la Concertación y simpatizantes del extinto mandatario depositaron ofrendas florales en el monumento con la figura del líder socialista ubicado fuera de la Casa de Gobierno.

Hecho previsible
Mientras en la capital los diversos actos seguían su curso, Piñera recordó la histórica fecha en Antofagasta con un llamado a dejar atrás odios y divisiones del pasado. « Tres de cada cuatro chilenos que hoy viven en nuestro país eran menores de edad o ni siquiera habían nacido el 11 de septiembre de 1973 y, por tanto, no podemos quedarnos atrapados en las mismas querellas y visiones », señaló. Piñera agregó que el golpe de Estado fue un resultado previsible a la situación de « enferma de odiosidad y de polarización extrema » en la que se encontraba la sociedad chilena en esa época. « Se quebró nuestra democracia, pero no fue una muerte súbita ni intempestiva. Fue más bien el desenlace previsible aunque evitable de una democracia que venía enferma », dijo el mandatario. (DPA)

~ par Alain Bertho sur 12 septembre 2010.

Répondre

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l'aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

 
%d blogueurs aiment cette page :