Insurrection indigène au Pérou mai-juin 2009

map3-indigenous-people-peru

Des liens pour aller plus loin

www.amazonwatch.org

www.servindi.org

politicosdehoy.blogspot.com

www.democracynow.org

www.tsiroti.com

Regresa la calma a Amazonia peruana tras disturbios que dejaron 47 muertos

Domingo 7 de Junio, 2009

Veinticuatro horas después de los enfrentamientos registrados entre indígenas de la Amazonia peruana con la policía, por protestas de nativos que se oponen a que se extienda la explotación de pozos petroleros en la selva, la calma regresó por el toque de queda en la región de Bagua, escenario de los choques que comenzaron con el desbloqueo de una carretera y culminaron con una toma colectiva de rehenes, lo que dejó al menos 47 muertos, según el gobierno y grupos indígenas.

En tanto, el líder indígena Alberto Pizango, presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Amazonia (Aidesep), que desde hace dos meses lidera las protestas para pedir la derogatoria de varios decretos legislativos, desapareció tras decretar el Poder Judicial una orden de busca y captura contra él.

Sobre esta situación, el presidente peruano Alan García emitió ayer una declaración en la que consideró que los sucesos responden a una “agresión cuidadosamente preparada contra el Perú”, “una conspiración que ha interrumpido la producción y el transporte de petróleo, el envío de gas hacia las ciudades de la costa”.

Sin embargo, el hecho que más ha indignado al gobierno fue el secuestro de 38 policías que intentaban desalojar una estación de bombeo de petróleo en Imazita ocupada por los indígenas. De este número nueve oficiales fueron asesinados y siete están desaparecidos.

Alan García achacó la ola de violencia a “políticos que predican fórmulas extremistas, que no han tenido eco en la población de las ciudades (…), movidos por apetitos electoreros”, en aparente alusión al Partido Nacionalista Peruano de Ollanta Humala, el más importante de la o

36 morts, 109 blessés lors de manifestations d’Indiens en Amazonie

6 juin 2009

LIMA, Pérou — Des Indiens d’Amazonie qui protestaient contre l’exploration gazière et pétrolière sur leurs terres ont affronté la police vendredi au Pérou, dans une région de jungle reculée. Les affrontements ont fait 11 morts parmi les policiers et au moins 25 parmi les manifestants, et 38 policiers seraient tenus en otages.

Les bilans varient parce que les journalistes ont peu accès à l’autoroute qui traverse la forêt amazonienne dans ce territoire lointain. Selon le chef de cabinet du gouvernement Yehude Simon, il y aurait en tout 109 blessés.

Le couvre-feu a été décrété vendredi soir dans la zone tandis que les autorités annonçaient 36 arrestations. La ministre de l’Intérieur Mercedes Cabanillos a affirmé que les Indiens retenaient 38 policiers en otages dans des installations appartenant à la compagnie pétrolière publique Petroperu.

Ces violences politiques, les pires qu’ait connues le Pérou depuis des années, augurent mal de la poursuite des projets du président Alan Garcia, fervent avocat du développement des ressources naturelles du pays malgré les objections des autochtones.

Les incidents ont éclaté avant l’aube quand des policiers ont détruit un barrage routier construit par quelque 5.000 Indiens dans le secteur de Curva del Diablo, la Courbe du diable, dans la province d’Utcubamba (nord du Pérou).

Selon les dirigeants de la manifestation, la police a ouvert le feu depuis des hélicoptères sur les manifestants indiens pacifiques, tirant à balle réelles et lançant des gaz lacrymogènes. Dans la version du directeur national de la police, Jose Sanchez, ce sont les manifestants qui auraient assailli les policiers avec des armes à feu, et mis le feu à des bâtiments publics.

Le chef de cabinet Yehude Simon a fait état quant à lui de onze policiers blessés, dont certains avec des lances, trois Indiens tués, et 109 personnes blessées. « On ne peut pas dire que les autochtones sont les victimes », a-t-il assuré.

Les Indiens d’Amazonie ont accusé le gouvernement de « génocide » à leur encontre, et déplorent, outre les 25 tués, parmi lesquels trois enfants, 50 blessés, dont 14 graves, d’après Servando Puerta, un leader indigène. Selon un dirigeant de l’association humanitaire Amazon Watch, les Indiens auraient désarmé des policiers, en situation de légitime défense.

Le principal chef du mouvement indien, Alberto Pizango, a déclaré que les manifestants, sans armes, n’avaient pas pu tuer de policiers. Il a demandé l’intervention d’organisations de défense des droits de l’Homme.

AFP_090605perou-manif-autochtones_8

Graves disturbios en Amazonía revelan fractura entre Estado e indígenas

www.adn.es

5 juin 2009

Los violentos enfrentamientos producidos hoy entre la policía y los nativos de la selva peruana puso en evidencia la polarización de visiones entre el Estado y las comunidades indígenas sobre el desarrollo de la Amazonía y el derecho de las minorías.

En el operativo para despejar un tramo de la carretera Fernando Belaúnde Terry, que conecta varias ciudades de la Amazonía y la costa norte peruana, murieron al menos 29 personas (nueve de ellos policías) y cerca de cien quedaron heridas, aunque esta cifra podría aumentar.

Los nativos protestan desde el 9 de abril contra una decena de decretos legislativos porque consideran que atentan contra su derecho a ser consultados sobre sus tierras, contenido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales, así como la declaración de la ONU sobre Pueblos Indígenas, ambos suscritos por Perú.

Las comunidades de la Amazonía peruana, que viven en zonas muy remotas, han denunciado en diversas oportunidades la situación de pobreza y abandono, así como la contaminación de sus aguas y el impacto en su salud, además de la deforestación de sus tierras como consecuencia de la explotación de los recursos en sus territorios.

Dos analistas peruanos, Eduardo Toche y Nelson Manrique, que dialogaron con Efe, coincidieron en que el gobierno de Alan García se ha puesto al margen de la ley porque al aprobar estos decretos para implementar su Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos ha violado tratados internacionales que tienen rango constitucional.

Manrique dijo que « el país no puede pasar por encima de los derechos de los indígenas » para favorecer a grandes corporaciones que pretenden explotar la Amazonía, que ocupa el 62 por ciento del territorio peruano.

Por su lado, Eduardo Toche recalcó que las comunidades indígenas exigen « la profundización del Estado de derecho », tras mencionar el cansancio de los indígenas que se han sentado a dialogar con el Gobierno « con resultados muy decepcionantes ».

Las protestas en la Amazonía coinciden con el interés del Gobierno de Alan García por incrementar sus reservas de gas y petróleo, presentes sobre todo en la selva, para hacer frente a una eventual crisis energética y convertirse en país proveedor.

Un mapa de la estatal Perupetro, encargada de adjudicar las licitaciones petroleras, muestra que en 2004 el 15% de la Amazonía estaba concesionada para exploración o explotación de hidrocarburos, porcentaje que había subido al 68% en 2006 y que este año podría llegar al 76%.

Por ello García acusa a los indígenas de querer que « Perú se quede de rodillas (y) se vea frustrado en su camino al desarrollo ».

El gobernante peruano también justificó las medidas para reprimir las protestas en Amazonas, una de las cinco regiones declaradas en emergencia por las protestas, que ya han causado desabastecimiento de alimentos y combustible en la zona.

Al referirse a los indígenas, el jefe de Estado aseveró que 400.000 nativos no pueden decir a 28 millones de peruanos « tú no tienes derecho de venir por aquí de ninguna manera; eso es un error gravísimo, y quien piense de esa manera quiere llevarnos a la irracionalidad y al retroceso primitivo ».

Los reclamos de los indígenas datan de hace varios años, pero ellos recién lograron presencia en el escenario político peruano cuando en agosto del año pasado consiguieron que el Congreso derogara dos de las leyes, muchas de ellas todavía centro de sus reclamos actuales.

El sociólogo Eduardo Toche lamentó la indiferencia de sus compatriotas frente a las minorías indígenas y el tema medioambiental.

El presidente de la mayor organización indígena, Alberto Pizango, dijo públicamente: « Nos están tratando como si no fuéramos peruanos, nos duele en el alma, queremos decirle al mundo: nuestros hermanos dan su vida por defender el pulmón del mundo », dijo.

1244232860_3

Al menos 38 muertos en la guerra entre los indígenas y la policía de Perú

http://www.elmundo.es

05/06/2009

Al menos 30 indígenas jíbaros muertos y 8 policías es el saldo de la batalla campal vivida en el departamento de Amazonas (Perú) durante el desalojo de la carretera que une la costa con la selva peruana, bloqueada desde hace 10 días por los pueblos indígenas para llamar la atención del gobierno.

Los enfrentamientos continúan con una crueldad inusitada. « Los cadáveres y los heridos están regados en la carretera », describe horrorizado el periodista Carlos Flores, de la Coordinadora Nacional de Radio. Entre los heridos hay policías, periodistas, indígenas, maestros e integrantes de las rondas campesinas.

« La cantidad de heridos es inimaginable », afirma. « Por favor pedimos, ayuda para que la violencia » cese, relató poco antes de perder la comunicación, mientras relataba que en la plaza de Armas de la ciudad de Bagua comenzaba un tiroteo.

‘Los cadáveres y los heridos están regados en la carretera’

Carlos Flores, periodista

La Conferencia Episcopal Peruana y la Defensoría del Pueblo han hecho un llamamiento al cese de los enfrentamientos « entre compatriotas ».

« Es urgente que se atienda sin distinción a personas heridas que se encuentran en riesgo, y que se proceda en el más breve plazo a restablecer el canal del diálogo, que nunca debió ser interrumpido y que debe ser usado como la única vía para resolver conflictos », consideró la Defensora del Pueblo, Beatriz Merino.

Críticas al gobierno

Mientras policías e indígenas siguen combatiendo en la carretera Fernando Belaunde Terry, pobladores de las ciudades cercanas de Bagua y Jaén queman locales públicos y del Apra, el partido de gobierno, en señal de protesta por la cantidad de heridos y muertos que están llegado a los hospitales públicos.

‘Pudieron atender las demandas indígenas desde un principio y no lo hicieron’

Alberto Pizango, líder indígena

El Presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), Alberto Pizango, responsabilizó al gobierno por la muerte de las más de 30 civiles que hasta el momento ha dejado el conflicto en la región de Amazonas.

El líder indígena señaló directamente a la Presidente de la República, Alan García y al titular del Congreso, Javier Velásquez de instigar el conflicto, ya que ellos « pudieron atender las demandas indígenas desde un principio y no lo hicieron ».

Rechazó que los indígenas hayan estado armados y que sean delincuentes « como afirman algunos congresistas apristas ». Lamentó que el gobierno esté arremetiendo contra los indígenas. « Los pueblos indígenas no están armados. Sólo tenían sus flechas y no para atacar », declaró en conferencia de prensa.

« A nuestros hermanos los han matado, los han fusilado, solo por defender el derecho de todos los peruanos a vivir dignamente y al territorio ».

Todas las voces invocan a la paz y vuelven la vista hacia el gobierno, que no ha sabido solucionar un conflicto que desde hace casi dos meses afecta a la amazonía peruana.

Hace 54 días que los pueblos indígenas de Perú están en pie de guerra para exigir la derogación de 9 decretos legislativos, dos de los cuales han sido declarados inconstitucionales por la Comisión de Constitución del Congreso de La República.

Estos decretos, tal y como ha reconocido la Defensoría del Pueblo, vulneran el Convenio 169 para los Pueblos Indígenas de la Organización Internacional del Trabajo y permitirían la venta de al menos un 60% de la selva amazónica peruana.

En el transcurso de este tiempo, el Ejecutivo y los congresistas apristas se han negado a la derogatoria de este conjunto de leyes, promulgadas en 2007 en el marco de la implementación del Tratado de Libre Comercio con EEUU.

Fruto de ello, este martes la Comisión para los Pueblos Indígenas de Naciones Unidas emitió un pronunciamiento de preocupación, al considerar que el gobierno peruano había desconocido el derecho a la consulta previa a los pueblos indígenas antes de promulgar una legislación que afecta sus territorios ancestrales.

Desde el pasado 9 de abril, los pueblos indígenas agrupados en la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), integrada por más de 1.200 comunidades indígenas de 66 familias linguísticas diferentes, han bloqueado carreteras, puentes y ríos para exigir su derogatoria.

1244232860_extras_ladillos_3_1

Des affrontements au Pérou font une trentaine de morts

Par Reuters, publié le 05/06/2009

LIMA – Une trentaine de personnes ont été tuées et des dizaines d’autres ont été blessées vendredi dans le nord du Pérou au cours d’affrontements entre la police et des tribus amazoniennes opposées à l’octroi de concessions à des compagnies minières étrangères dans la forêt tropicale.

Des chefs indigènes ont accusé des policiers opérant à bord d’hélicoptères d’avoir ouvert le feu sur des centaines de manifestants pour mettre fin au blocage d’une autoroute à 1.400 km au nord-est de Lima, la capitale.

La police a dit que les manifestants avaient tiré les premiers, mais les chefs tribaux ont affirmé ne pas avoir d’armes à feu et n’être munis que de lances traditionnelles.

Les chefs locaux et le ministère de l’Intérieur ont fait état de la mort de 22 manifestants et de neuf policiers.

Des milliers d’Amérindiens s’emploient depuis avril à bloquer routes et voies d’eau pour obtenir l’abrogation d’une série de lois adoptées l’an dernier pour encourager des compagnies étrangères à investir en Amazonie.

« Il y a douze morts par balles (…) tirées depuis des hélicoptères« , a déclaré le dirigeant indigène Alberto Pizango à des journalistes à Lima. « Je tiens le gouvernement du président Alan Garcia responsable d’avoir ordonné ce génocide.« 

Le gouvernement a lancé un mandat d’arrêt contre Pizango pour avoir encouragé les manifestations. Imputant les violences aux manifestants, le président Garcia a déclaré le moment venu de mettre fin aux blocages des routes, des rivières et des installations énergétiques.

La compagnie argentine Pluspetrol, qui avait déjà pratiquement arrêté les activités de sa concession 1AB dans le Nord péruvien, a fait savoir qu’elle y cessait la production. Elle extrait en temps normal un cinquième environ de la production pétrolière péruvienne.

OFRWR-PEROU-VIOLENCES-20090605

Al menos dos muertos en fuertes incidentes en Amazonia peruana

5 juin 2009Ajouter une image

En medio de los bloqueos de vías en la zona amazónica peruana, se registraron este viernes fuertes incidentes que dejaron un número no confirmado de muertos.

Mientras que la Asociación Indígena Amazónica denuncia la existencia de cinco  víctimas mortales, algunos medios peruanos reportan dos: un policía y uno de los manifestantes. Algunos reportes médicos cifran los heridos en 30.

Los pueblos indígenas de la región amazónica peruana se mantienen movilizados exigiendo la derogatoria de varios decretos legislativos que aseguran, atentan contra sus derechos territoriales y sociales.

Entretanto, el debate sobre los decretos se posterga  en el Congreso y los pueblos aborígenes denuncian una campaña de desprestigio y persecución en su contra, diseñada desde el Gobierno.

Aumenta a siete el número de policías muertos en disturbios en Perú

http://www.lapatria.com

5 de junio de 2009

Las muertes se produjeron en un operativo para desbloquear una estratégica carretera del norte peruano tomada en el marco de una protesta iniciada el 9 de abril contra una serie de leyes.

Al menos siete policías murieron hoy por disparos en violentos enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los nativos de la Amazonía.

Así lo informó a Radio Programas del Perú (RPP) el jefe de Estado Mayor de la Policía Nacional del Perú (PNP), Miguel Hidalgo, y según las autoridades peruanas los fallecimientos se produjeron por disparos de los nativos.

Al menos un policía muerto por disparos en disturbios en la Amazonía peruana

Lima, 5 de junio de 2009 (EFE).

Al menos un policía murió esta mañana por disparos contra un helicóptero que intentaba despejar una carretera bloqueada por los indígenas amazónicos, movilizados desde hace ya dos meses en protesta por una serie de decretos legales.

Indígenas durante una protesta el 12 de julio de 2007, en Lima. Al menos un policía murió este viernes por disparos contra un helicóptero que intentaba despejar una carretera bloqueada por los indígenas amazónicos. EFE/Archivi

La ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, dijo que el muerto es un suboficial de policía, mientras que fuentes de la principal asociación indígena amazónica, AIDESEP, aseguraron a Efe que los disturbios han dejado al menos cinco muertos, y el Hospital de Bagua confirmó que hay no menos de treinta « heridos de bala ».

Indígenas denuncian cinco muertos en fuertes incidentes en Amazonia peruana

Viernes, 5 de Jun de 2009. m

Mientras que la Asociación Indígena Amazónica denuncia la existencia de cinco víctimas mortales, algunos medios peruanos reportan dos: un policía y uno de los manifestantes. Algunos reportes médicos cifran los heridos en 30.

Si usted tiene cuenta en alguno de los servicios de redes sociales o marcadores sociales mostrados abajo, con sólo hacer click podrá guardar este artículo en su cuenta o en su perfil.

En medio de los bloqueos de vías en la zona amazónica peruana, se registraron este viernes fuertes incidentes que dejaron un número no confirmado de muertos.

Mientras que la Asociación Indígena Amazónica denuncia la existencia de cinco víctimas mortales, algunos medios peruanos reportan dos: un policía y uno de los manifestantes. Algunos reportes médicos cifran los heridos en 30.

Los pueblos indígenas de la región amazónica peruana se mantienen movilizados exigiendo la derogatoria de varios decretos legislativos que aseguran, atentan contra sus derechos territoriales y sociales.

Entretanto, el debate sobre los decretos se posterga en el Congreso y los pueblos aborígenes denuncian una campaña de desprestigio y persecución en su contra, diseñada desde el Gobierno.

Peru dispatches army to quell indigenous protests

LIMA (AFP) — Peru authorized the armed forces Saturday to back up police to quell indigenous groups’ protests over Amazon land, oil and mineral rights, after protestors declared an insurgency against the government.

The Ministry of Defense in a decree said it « authorizes for 30 days the intervention of the armed forces to ensure the continued functioning of essential services in select districts » of five provinces in Peru’s Amazon rainforest region.

The military said their involvement seeks to ensure the operation of roads and airports, and the supply of water and electricity.

Protests have erupted in response to government moves to open the region to oil exploration and development by foreign companies under a set of liberalizing decrees that President Alan Garcia signed in 2007 and 2008.

French oil company Perenco last month announced plans to invest more than two billion dollars to develop a field in the Maranon River basin in northeastern Peru, a measure of the stakes involved for the Garcia government.

Alberto Pizango, the leader of a movement of 65 indigenous groups, said they had agreed « to declare our peoples in insurgency against the government of President Alan Garcia in the indigenous Amazon territories.

« This means our ancestral laws will become obligatory laws, and we will regard as aggression any force that tries to enter our territory, » he said.

His statement followed the government’s May 8 declaration of a 60-day state of emergency in areas of the Amazon, suspending constitutional guarantees in an attempt to suppress protests, which have targeted airports, bridges and river traffic.

Talks between protest leaders and cabinet chief Yehude Simon in Lima Wednesday failed to defuse the conflict.

« The solution is to revoke those decrees, » said Pizango. The decrees eased restrictions on oil and other forms development in territories claimed by indigenous groups.

« This is not a mere whim. The government has not consulted us. We are not against development even though we are portrayed as being against the system. What we want is development from our perspective, » he said.

« The government wants to take our territory to give it to the big multinational companies. There are riches there like oil, wood, gold — riches that arouse the ambitions of the world’s wealthy, » he said.

The indigenous groups on Tuesday gained the backing of the International Federation of Human Rights, which groups 155 human rights organizations from around the world. It called on Peru to rescind the decrees because of the government’s failure to consult indigenous peoples.

Government officials acknowledge that the country’s indigenous groups have historically been marginalized, but insist that Peru’s constitution makes the state the owner of the country’s mineral wealth.

« Undersoil resources do not belong to the indigenous people but to all Peruvians, » Environment Minister Antonio Brack told reporters on Tuesday.

Camino a la insurgencia

http://www.diariolaprimeraperu.com

16 mai 2009

Los principales líderes indígenas amazónicos informaron ayer, en un pronunciamiento público leído por Alberto Pizango, presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), su decisión de “prepararse a declarar nuestros pueblos en insurgencia contra el gobierno del señor Alan García en los territorios indígenas amazónicos”, de conformidad con el Artículo 89º de la Constitución.

Pizango precisó que “esto significa que nuestras leyes ancestrales pasarán a ser leyes obligatorias en nuestros territorios y que consideraremos una agresión externa a cualquier fuerza que pretenda ingresar en los mismos”.

El comunicado leído por Pizango está dirigido “a nuestros heroicos pueblos, organizados en sus comunidades” y reseña todos los pasos que ha dado el comité de lucha de las 8 regiones de Aidesep para dar a conocer el sentir de las comunidades amazónicas, el inicio de la protesta amazónica, el 9 de abril.

Explicó que tanto el presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, como el presidente del Congreso, Javier Velásquez, se han negado a discutir la derogatoria de los decretos legislativos lesivos a la selva amazónica, tal como recomendó en su informe final de diciembre del 2008 la comisión multipartidaria que revisó esas normas. La declaración plantea que los gobernantes han respondido: “No nos interesan los pueblos indígenas ni sus derechos”.

AlbertoPizango

Derechos atropellados

“Nosotros, hermanos indígenas, circunstancialmente haciendo el papel de dirigentes -continuó leyendo Pizango-, estamos trabajando día y noche en las tareas de hacer conocer a los poderes del Estado peruano y a la propia ciudadanía mestiza, de nuestros derechos atropellados por un gobierno entreguista que quiere arrebatarnos nuestros territorios y nuestra agua para entregarlos a las grandes empresas extranjeras, como lo ha hecho con el petróleo, la madera, el oro y todo aquello que ambicionan los ricos del mundo”.

El último punto del comunicado hace una invocación “a las fuerzas sociales y políticas nacionales y populares que comparten nuestra indignación con este gobierno, a trabajar juntos por cambiar este modelo de Estado que sólo beneficia a un puñado de sinvergüenzas nacionales y extranjeros, a costa del hambre y la desnutrición de nuestros pueblos”.

Desobediencia civil

Entrando en detalles, Pizango manifestó que la insurgencia de las comunidades nativas de la Amazonía no se realizará con acciones armadas o actos de violencia, sino en un estado de desobediencia civil, que durará hasta que los decretos legislativos cuestionados sean derogados por el Ejecutivo.

“Nosotros queremos el desarrollo, pero desde nuestra propia perspectiva. ¿De qué nos sirve tener luz, agua, teléfonos satelitales, si vemos a nuestras comunidades destruidas e inundadas por las plagas sociales como el alcoholismo y la prostitución?”, reflexionó.

Amenaza militar

El presidente de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Peruana (ORPIAN), Cervando Puerta, ratificó a este diario que las Fuerzas Armadas, junto con la Dirección Nacional de Operaciones Especiales (Dinoes) de la Policía, amenazan atacar a más de 6 mil nativos awajun que ocupan la Estación 6 de Petroperú, ubicada en el distrito de Imaza (Amazonas) para desalojarlos y reactivar el bombeo de crudo del oleoducto.

El pronunciamiento de Aidesep fue respaldado por Cervando Puerta, presidente de ORPIAN; Toribio Amasifuén, presidente de Coordinadora del Frente de Lucha de los Pueblos Indígenas de San Martín; Marcial Mudarra, coordinador general de la Coordinadora Regional de los Pueblos Indígenas; Teresita Antazu, presidenta de la Unión de Nacionalidades Ashaninka-Yanesha; Daniel Marzano, presidente de la Organización Indígena Regional de Atalaya; Javier Cahuenire, representante del comité de lucha del Consejo Machiguenga del Río Urubamba; Edwin Vásquez, presidente de la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente, y Jaime Corisepa, representante de la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes.

C_4_maincontent_2194581_largeimage

Indígenas amazónicos llaman a la insurgencia

2009-05-16

Lima/EFE — La mayor asociación indígena amazónica, que protagoniza desde el 9 de abril protestas en las regiones selváticas de Perú por la derogación de varios decretos, dio ayer por roto el diálogo con el Gobierno de Alan García y llamó abiertamente a la insurgencia.

En una rueda de prensa convocada por varios líderes indígenas, el presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), Alberto Pizango, anunció que declaran “a los pueblos (amazónicos) en insurgencia contra el Gobierno de Alan García”.

Esto significa “desobedecer al Presidente”, hacer obligatorias las leyes ancestrales en los territorios amazónicos y considerar como una agresión “a cualquier fuerza externa que pretenda ingresar” en esos territorios.

Pizango dio por roto el diálogo que el pasado miércoles inició con el primer ministro, Yehude Simon, pues no ha apreciado “ninguna voluntad política” de resolver los problemas, ya que el Gobierno arguye que es el Congreso, y no éste, el que debe derogar varios decretos que los indígenas consideran lesivos para sus intereses.

Según los medios peruanos, las regiones amazónicas más remotas están sufriendo serios problemas de desabastecimiento debido a las movilizaciones, lo que está haciendo aumentar los precios de los alimentos y productos de primera necesidad.

Pizango reconoció que puede haber ciudadanos que no entiendan las razones del levantamiento, pero explicó que los pueblos amazónicos no luchan solo por la derogación de unos decretos, sino “para defender un modelo de vida”.

La extracción de gas y petróleo, la tala de madera y el dragado de los ríos en busca de oro, que son las actividades contra las que se oponen los indígenas, « están destruyendo en pocos años estructuras sociales, costumbres y estrategias de convivencia que tienen miles de años”.

Puso como ejemplo que la electricidad o el agua potable de poco sirven a los pueblos indígenas si traen aparejados problemas como “el alcoholismo, la prostitución y otras modernidades”.

Aidesep y otras organizaciones han protagonizado en las últimas semanas diversas acciones de bloqueo de carreteras, ríos y hasta de aeropuertos provinciales, así como las operaciones de petroleras y gasísticas, que han requerido la intervención de la policía o de la Marina de Guerra.

El Gobierno se niega a dar a los indígenas poder de decisión en la concesión de licencias para explorar y explotar petróleo y gas, con el argumento de que el subsuelo es propiedad del Estado y de todos los peruanos, y no de las comunidades que allí viven.

Indígenas de una región amazónica levantada en Perú desbloquean las carreteras

telecinco.es

16.05.09

Los indígenas del departamento amazónico de San Martín acordaron hoy desbloquear las carreteras que mantenían cortadas desde hacía once días en señal de protesta por la derogación de varios decretos, confirmaron a Efe fuentes policiales.

Simon recordó que los indígenas mantienen su reclamo contra un grupo de decretos legislativos que consideran dañinas para sus intereses. EFE/Archivo

Mientras que en otras regiones amazónicas las medidas de fuerza de los aborígenes continúan, los de ésta región anunciaron que desbloquearán las vías a partir de las 02.00 hora local del sábado (07.00 GMT), luego de que numerosas voces alertaran del peligro de desabastecimiento de alimentos en algunas ciudades de la zona.

Tras once días de bloqueo, la carretera Fernando Belaunde, principal vía entre la región de San Martín y la costa peruana, presentaba una fila de vehículos de diez kilómetros, muchos de los cuales eran transportistas de alimentos y otros productos.

El presidente del consejo de ministros, Yehude Simon, calificó el anuncio como una « buena noticia que demuestra que con el diálogo se pueden solucionar los problemas », en referencia a la llamada a la insurgencia realizada hoy por la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep).

« Los nativos de San Martín han decidido dar un paso atrás (…), han decidido dejar la carretera y volver todo a la normalidad », señaló Simon a la agencia estatal Andina.

El jefe del Gabinete del país andino agregó que en la región amazónica de Ucayali las carreteras también se encontraban despejadas, tal y como confirmaron a Efe fuentes policiales, aunque reconoció que las protestas de los indios continúan en la región de Amazonas.

A pesar de los avances, Simon recordó que los indígenas mantienen su reclamo contra un grupo de decretos legislativos que consideran dañinas para sus intereses, y aseguró que espera retomar el diálogo con los dirigentes de los disconformes en las próximas horas.

En la mañana de hoy, el presidente de Aidesep dio por roto el diálogo con el Gobierno de Alan García y llamó abiertamente a la insurgencia, lo que implicaba « desobedecer al presidente » y hacer obligatorias las leyes ancestrales en los territorios amazónicos.

Sin embargo, este llamado fue criticado tanto por el Gobierno como por otras asociaciones de nativos, como la Conferencia de Nacionalidades Amazónicas de Perú (Conap), que consideró que la medida no representaba el espíritu de los pueblos nativos y abogó por el diálogo.

Aidesep y otras organizaciones han protagonizado en las últimas semanas diversas acciones de bloqueo de carreteras, ríos y hasta de aeropuertos provinciales, así como las operaciones de petroleras y gasísticas, que han requerido la intervención de la policía o de la Marina de Guerra.

El Gobierno se niega a dar a los indígenas poder de decisión en la concesión de licencias para explorar y explotar petróleo y gas, con el argumento de que el subsuelo es propiedad del Estado y de todos los peruanos, y no sólo de las comunidades que allí viven.

Desde el pasado 9 de mayo, rige el estado de emergencia en varias localidades amazónicas de cuatro departamentos del este del país, una medida que los indígenas piden que se levante.

Les indigènes amazoniens annoncent une radicalisation

15 mai 2009

Les Indiens du Pérou amazonien, qui multiplient depuis un mois blocus et actions de protestation contre des projets miniers ou pétroliers dans le Nord-Est, ont annoncé vendredi une radicalisation de leur mouvement.

Ils ont fait état de communautés «en état d’insurrection».

»Nous déclarons nos peuples en état d’insurrection contre le gouvernement du président Alan Garcia sur les territoires indigènes amazoniens», a déclaré à Lima Alberto Pizango, président d’un collectif qui dit représenter 1.350 communautés représentant 65 groupes ethniques, soit 600.000 personnes environ.

Cet état d’»insurrection» signifie que «nos lois ancestrales ont désormais force de loi et que nous considérons comme une agression l’entrée d’une quelconque force sur nos territoires», a averti M. Pizango, chef de l’Association interethnique pour le développement de la jungle péruvienne (AIDESP).

Décrets visés

La solution, a-t-il poursuivi «passe par une abrogation» de décrets législatifs de 2007 et 2008 qui, selon l’AIDESP, assouplissent le cadre de l’exploitation minière, pétrolière, forestière ou de l’eau, par des firmes multinationales, sur des terres que les indigènes considèrent comme ancestrales.

Ceux-ci vivent plus ou moins disséminés, sur une zone amazonienne couvrant près de 60% de la superficie du Pérou.

Des représentants indigènes ont eu cette semaine à Lima des entretiens avec le gouvernement, dont le Premier ministre Yehude Simon, et avec le Congrès, qui n’ont apparemment pas donné de résultat. L’Etat n’a pas suggéré une levée de l’état d’urgence décrété dimanche pour 60 jours dans certains districts de quatre régions du Nord-Est, en riposte aux blocus et protestations.

Ceux-ci n’ont à ce jour pas donné lieu à des incidents graves, hormis quelques blessés légers dans des heurts entre indigènes et police ou armée qui intervenaient pour forcer un blocus sur un pont, une route ou un fleuve.

Amazon Indians declare `insurgency’ against Peru

16 mai 2009

LIMA, Peru (AP) — Amazon Indians who have been blocking roads, waterways and a state oil pipeline since April are declaring an « insurgency » against Peru’s government for refusing to repeal laws that the protesters say make it easier for foreign companies to take their lands, a national Indian representative said Friday.

Peruvian officials warned that Indians participating in any uprising could be charged with sedition.

The Indians contend the laws — passed with special powers granted to President Alan Garcia to implement the Peru-U.S. free trade pact that went into affect in February — open the door to privatization of their communal jungle lands and water resources for oil drilling, logging, mining and large-scale farming.

Alberto Pizango, president of the Peruvian Jungle Inter-Ethnic Development Association, said the insurgency declaration means the Indians « refuse to recognize the authority » of the government. Instead, they will obey their ancestral laws and view any government security forces on their lands as an « external aggression. »

The government « wants to take our lands and hand them over to giant multinationals for the oil, lumber, gold and other riches there that are coveted by the world’s rich, » said Pizango, who met with chief Cabinet Minister Yehude Simon on Wednesday in a failed effort to resolve the dispute.

President Alan Garcia has prioritized foreign oil investment in the Amazon, where the government owns the rights to underground resources. Indians say his government does not consult them in good faith before signing contracts with oil companies.

A Duke University study published last year said contract blocks for oil and gas exploration cover approximately 72 percent of Peru’s rainforest.

Pizango said the Indians are willing to give their lives to defend the land and will radicalize protests that include at least 30,000 Indians across six provinces. Indians have clashed with police while blocking highways, waterways, airports and the flow of oil in a state pipeline.

Garcia declared a state of emergency and suspended some constitutional rights in four jungle provinces May 9, a month after the Indians began their protests. Justice Minister Rosario Fernandez said Friday that Indians participating in the insurgency face five to 10 years in prison for sedition.

Human rights and environmental groups, Peru’s ombudsman office and nine Roman Catholic bishops stationed in the Amazon side with the Indians, calling for the repeal of the laws. They say the government should respect an International Labor Organization accord protecting Indians’ right to consultation on the use of their lands.

Congress is set to debate the issue next week.

Peru’s Indians End Talks with Government, Call for Uprising

16 mai 2009

LIMA – The biggest group representing indigenous communities in the Peruvian Amazon broke off talks with the government and called for an uprising by Indians in the region.

At a press conference, Aidesep association head Alberto Pizango and other Indian leaders said they were declaring “the Amazon peoples in rebellion against the government of Alan Garcia.”

That means “disobeying the president” and considering as aggression “any external force that attempts to enter” those territories.

Pizango said the talks had broken down that he began Wednesday with Garcia’s Cabinet chief, Yehude Simon, because he saw “no political will” to solve existing problems, since the administration argues that it is Congress, not these talks, that has to repeal the measures that the Indians consider damaging to their interests.

Media outlets say the more remote Amazon regions are suffering serious shortages due to the Indians’ protests, causing price hikes for food and other necessities.

Pizango acknowledged that some citizens may not understand the reasons for the uprising, but said that the Amazon peoples are not fighting simply to have some statutes repealed, but “to defend a way of life.”

The extraction of gas and oil, logging and the dredging of rivers in search of gold “are destroying in a few years social structures, customs and coexistence strategies that date back thousands of years,” he said.

He gave as an example the fact that electricity and drinking water are not much use to Indian peoples if they come with problems like “alcoholism, prostitution and other modernities.”

Aidesep and other organizations have led a series of protests since April 9 including blockades of highways, rivers and even provincial airports, as well as operations against oil and gas companies that have required the intervention of security forces.

The government refuses to give Indians the power of decision in granting licenses to explore and extract oil and natural gas, with the argument that the subsoil belongs to the state and to all Peruvians and not to the communities that live there. EFE

10 Indians Injured in Clashes with Peru’s Police

13 mai 2009

LIMA – Their takeover of a bridge and their later eviction by police in Peru’s Amazonas region resulted in 10 Indians being injured, one of them by gunfire, according to the Aidesep group representing indigenous communities in the area.

The incidents occurred on Sunday, when a group of Awajun and Wampis Indians seized the Corral Quemado bridge along the main access road to Peru’s northern jungle area as part of protests initiated on April 9 that last weekend led the government to declare a state of emergency in the zone.

Of the 10 people who were injured, Aidesep said, three are badly hurt, two of them severely affected by tear gas and a third who was hit in the stomach by a bullet.

The Amazon tribes are protesting against several new laws that they say harm their rights to property and control over their own natural resources.

In addition, they are demanding that they be consulted on matters concerning their territories and that a constitutional reform be implemented to reestablish their inalienable rights to their lands.

As part of the protests, the Indians shut down three pumping stations belonging to the state-run petroleum outfit Petroperu, took over an airfield and blocked a highway and several rivers along which petroleum vessels travel.

Although on April 20, Cabinet chief Yehude Simon announced the creation of a dialogue table with the Indian groups to reach an accord, Aidesp leader Alberto Pizango said that so far that had not been accomplished.

“And this is a sign that the farthest thing from the government’s mind is dialogue. And we peoples are not the only ones demanding to talk. The regional presidents, the mayors of Peru, different sectors are also requesting it,” Pizango told RPP radio.

Hours later, Simon invited Pizango to meet on Tuesday. EFE

Site visitors world map
visitors location counter

~ par Alain Bertho sur 16 mai 2009.

Une Réponse to “Insurrection indigène au Pérou mai-juin 2009”

  1. Bonjour, Je vous remercie de publier ce texte.
    Nancy Ochoa-Pdte. Association LUPUNA

    Communiqué pour la sauvegarde de l’Amazonie

    Devant les récents évènements qui ont touchés les populations autochtones d’Amazonie péruvienne, les membres et amis de l’association Lupuna déclarent :
    Que la forêt Amazonienne représente une réserve de la Biodiversité mondiale nécessaire à l’avenir de la planète. Ainsi, aucune personne n’a le droit de l’utiliser à ses fins privées.
    Les populations natives qui vivent dans ces régions sont les seules à détenir l’expérience et les connaissances du lieu suffisantes pour protéger ce milieu. Ne pas les reconnaître constitue une erreur fondamentale pour le maintien de la forêt. Ces populations sont des citoyens péruviens, mais aussi des citoyens du Monde ; c’est en partie grâce à eux que la culture péruvienne brille dans les pays étrangers, car ils sont part de l’authenticité de ce pays.
    Entre l’avenir de la planète et les intérêts privés, le choix est simple…
    Les décrets législatifs (N°1020, 1064, 1081, 1084, 1089, 1090) émis par le gouvernement dans le cadre de la mise en œuvre du Traité de Libre Commerce signé en 2007 avec les Etats Unis menacent les droits des populations autochtones et mettent en péril 60% de la forêt amazonienne. Leur application entraînerait la disparition physique et culturelle de ces peuples et donnerait une image négative du Pérou devant le monde entier.
    Pour ces raisons, nous nous unissons à la proposition de ces peuples pour l’abrogation de ces décrets législatifs et la déclaration de l’état d’urgence.

    Association Lupuna.

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

 
%d blogueurs aiment cette page :